No hay productos en el carrito.

No hay productos en el carrito.

No hay productos en el carrito.

Suscríbete a la

newsletter

y recibe las noticias.

    El bolso Tomoe es protagonista de la calidez del invierno junto al mar

    Ya casi es febrero

    Y el clima en el Mediterráneo es aún tan suave, que parece una primavera temprana… Aprovechamos esos días soleados para pasear por la orilla del mar y dejar que la sensación de la arena junto a la piel nos invada.

    Tomoe, el bolso mediano de nuestra colección, es un compañero perfecto para estos paseos.

    Mi perro Leo es mi aliado para estos momentos. Salimos juntos y cada uno disfruta del mar y de la arena de maneras inesperadas.

    Paisajes de playa con Tomoe
    Paisajes de playa con Tomoe

    El recoge palitos y trozos de maderas, yo siento el ruido de las olas chocar contra las piedras del paseo marítimo.
    Relajarse en invierno junto al mar…
    Llevo mi Tomoe con lo indispensable: teléfono, llaves, gafas de lectura y de sol, mi monedero y poco más.

    Tomoe tiene la versatilidad de adaptarse a la situación que tú le propongas. Si lo llevas con la correa más corta, colgado del hombro, te sugiere una salida más formal.
    Si lo cruzas como bandolera, y le cambias la correa, se adapta a tu día a día, con gran capacidad.

    La piel del bolso Tomoe es suave y fuerte a la vez

    La arena no lo raya, lo disfruto como si fuera una piedra o un conchilla recién arrastrada por el mar.

    Llevo la correa de Leo, suelta, estamos relajados.

    El día promete, el sol no aprieta pero calienta suavemente..

    Nos sobra el jersey.

    La arena se nos escurre entre las manos, nos sentamos a escuchar el romper
    de las olas junto a nuestro bolso Tomoe.

    Podríamos estar horas, relajadas… recogiendo momentos y sonidos reparadores.

    Tomoe en toffee, una rama más en el árbol
    Barcelona en el horizonte

    Seguimos caminando, con Leo. Y el camino ya nos lleva a casa.

    Gracias sol de Barcelona, por estos regalos..

    Buena semana